Yelp y la fábrica de chocolates


¿Quién no soñó de niño alguna vez con ser uno de los protagonistas de Charlie y la fábrica de chocolate? ¿Uno de los afortunados que consigue el billete dorado para visitar la mágica factoría de Willy Wonka? Algo parecido quisimos que sintieran los yelpers que el pasado 7 de julio visitaron nuestra 'fábrica'. No tiene ríos y cascadas de chocolate, ni árboles de caramelo, ni contamos con la inestimable ayuda de los oompa loompas. Pero de nuestro obrador surgen muchas golosinas y creaciones de chocolate: zapatos de tacón, botas de fútbol, naves es