top of page

Cada minihuevo de chocolate, cuidadosamente acomodado en su nido, es una promesa de placer en miniatura. Los hay en tres elegantes variantes: intenso negro, clásico leche y exquisito dulcey. Cada uno guarda un secreto: perlas crujientes que sorprenden y deleitan, transformando lo que parece un modesto bocado en una explosión de texturas. Imagínese la sorpresa al morder y descubrir un corazón que crujía al ritmo de la Pascua. Estos seis pequeños tesoros son la celebración perfecta de la estación, un recuerdo de que la belleza y el sabor vienen en todas las formas y tamaños.

Mini huevos con perlas crujientes

€10,00Precio
    bottom of page